fbpx

Dolor lumbar, causas y tratamientos:

El dolor lumbar no es una enfermedad sino un conjunto de síntomas, siendo el 2º problema de salud más frecuente por el que se acude al médico. Puede afectar a la población de cualquier edad y que suele presentarse de forma aguda, sub-aguda o crónica si la duración es igual o superior a 12 semanas. Muchos pacientes se recuperan rápido de la lumbalgia pero sufren episodios recurrentes.(1)

Entre el 85 y 95 % de los casos las causas son inespecíficas, hecho que dificulta el tratamiento y el diagnostico. Algunos de los factores de riesgo que participan son la obesidad, el tipo de trabajo, la edad y los estados depresivos. Es la principal causa de baja laboral en gran parte del mundo y tiene unos enormes costes para las personas, empresas, familias y gobiernos.  (2)

Una persona que padece dolor lumbar crónico tiene más probabilidad de puede desarrollar un trastorno de depresión secundario al dolor y limitación. (2) (3)

El tratamiento habitual consiste en medicación para disminuir el dolor, en algunos casos se recurre a terapia física, y en los casos extremos en los que no hay éxito se recurre a cirugía. Muy pocas veces se trabaja con la causa del problema. (1)

Beneficios del cuidado quiropráctico

El quiropráctico se valora a la persona en su conjunto, analiza la biomecánica del conjunto del cuerpo y para identificar las articulaciones con un movimiento disfuncional y que pueden estar interfiriendo con la salud de la columna y del sistema nervioso. Sus exámenes pueden incluir pruebas neurológicas, ortopédicas, de diagnostico por imagen y de análisis de la biomecánica de las articulaciones (dolor, tono del tejido y asimetría y amplitud del movimiento).

El quiropráctico además de mejorar el funcionamiento neurológico y la fisiología de las articulaciones vertebrales, considera los factores que pueden estar afectando a la salud de la persona para incorporar cambios en el estilo de vida como ejercicio o dieta que favorecen la autogestión de la salud de los pacientes y  disminuyen su dependencia de los sistemas de salud. (2)     

Una revisión sistemática de estudios científicos sobre terapias físicas del año 2010 sitúa la quiropráctica como una técnica más segura y eficaz que los tratamientos y procedimientos tradicionales en la gestión del dolor lumbar crónico. (4)

Algunos estudios indican que entre una y tres semanas de cuidado quiropráctico son necesarios para que entre el 50% y el 87% de los pacientes deje de padecer dolor agudo. Con analgésicos, solo entre el 27 y el 60% de pacientes lo consigue. Otros estudios muestran que entre 5 y 10 sesiones de ajustes quiroprácticos disminuyen notablemente el dolor y mejoran la función, en comparación con fármacos (5).

El cuidado quiropráctico no es tratamiento para el dolor de espalda, es un cuidado para mejorar la biomecánica de la columna, al mejorar el movimiento de las articulaciones y mejorar la postura la espalda sufre menos desgaste y episodios de dolor de espalda.

La literatura científica reconoce la efectividad de los ajustes quiroprácticos no solo ante el dolor crónico lumbar sino también para otras dolencias como las de cervicales y de cabeza (2)(4).

La quiropráctica es una profesión sanitaria reconocida por la Organización Mundial de la Salud implicada en el diagnostico, tratamiento y prevención de desordenes mecánicos del sistema  musculo-esqueléticos que afectan a la función del sistema nervioso y la salud en general. Además está regulada a nivel internacional de manera que la calidad, seguridad y profesionalidad de los servicios queda garantizada.(6)(7)

Los estudios sugieren que el cuidado quiropráctico disminuye la prevalencia, incidencia y la morbilidad de la lumbalgia o dolor de la espalda baja.

En muchos países, la profesión quiropráctica es reconocida por los profesionales de la salud como un cuidado complementario de los problemas neuromusculoesqueléticos y en especial los relacionados con la columna vertebral.(1). Sin embargo, en otros países como España sigue siendo desconocida o rechazada por la comunidad médica y solo una pequeña parte de la población se beneficia de ella.

Las Guías Europeas reconocen que las manipulaciones espinales realizadas principalmente por quiroprácticos, osteópatas y fisioterapeutas tiene mayor coste-eficiencia que el tratamiento convencional de los doctores de cabecera. Estas Guías consideran también que los resultados de la manipulación espinal combinada con el tratamiento del doctor de cabecera es superior al del doctor de cabecera únicamente y recomiendan las manipulaciones espinales como tratamiento alternativo al dolor lumbar crónico como parte de un acercamiento multidisciplinar que considere también los factores bio-psicosociales.  (8)

Bibliografía

1) Duthey B, Priority Medicines for Europe and the World «A Public Health Approach to Innovation. Update on the 2004 Background Paper [Internet]. ResearchGate. 2013 [cited 12 May 2016]. Available from: https://www.researchgate.net/publication/249995116_Priority_Medicines_for_Europe_and_the_World_A_Public_Health_Approach_to_Innovation_Update_on_the_2004_Background_Paper

2) Globe G, Farabaugh RJ, Hawk C, Morris CE, Baker G, Whalen WM, Walters S, Kaeser M, Dehen M, Augat T. Clinical practice guideline: Chiropractic care for low back pain. J Manipulative Physiol Ther. 2016 Jan;39(1):1-22. doi: 10.1016/j.jmpt.2015.10.006.

3) Snelgrove S, Liossi C. Living with chronic low back pain: a metasynthesis of qualitative research. Chronic Illn. 2013 Dec

4) Bronfort G, Haas M, Evans R, Leiniger B, Triano J. Effectiveness of manual therapies: the UK evidence report.Chiropr Osteopath 2010;18:3.

5) Dagenais S, Gay RE, Tricco AC, Freeman MD, Mayer JM. NASS Contemporary Concepts in spine care: spinal manipulation therapy for acute low back pain. The Spine Journal 2010; 10 (10):918-940

6) Triano JJ. Chiropractic best practices: A systematic review by the Research Comission of the Council on Chiropractic Guidelines and Practice Parameters. (CCGPP) 2010

7) Definitions of Chiropractic [Internet]. Wfc.org. 2016 [cited 12 May 2016]. Available from: https://www.wfc.org/website/index.php?option=com_content&view=article&id=90&Itemid=110

8) Airaksinen O, Brox JI, Cedraschi C, Hildebrandt J, Klaber-Moffett J, Kovacs F, et al. European guidelines for the management of chronic non-specific low back pain. Eur Spine J 2006; 15 (Suppl. 2): S192-S300.

5 Consejos ante el dolor de espalda:

Recuerda que el dolor es un aviso del cuerpo que nos indica que nos estamos lastimando, si nos limitamos a poner un parche para el dolor es posible que con el tiempo el problema incluso empeore. Así que lo principal es trabajar con la raíz del problema.

1. Identifica la causa: ¿Cuándo aparece? ¿Es al movernos o al hacer alguna actividad? Si de origen mecánico, es decir si se produce haciendo algún movimiento o actividad (ejemplos: estar sentado en la oficina, al hacer movimientos repetitivos en el trabajo o que conlleven cargar pesos, malas posturas, hacer un deporte…) hay que buscar la manera que este movimiento o actividad no nos haga daño. ¿Es por la noche? ¿Es por la mañana? ¿Es una sensación eléctrica? ¿Es más difusa? ¿Hay calor al tocar la zona? Todas estas son preguntas que te pueden ayudar a averiguar de qué tipo es.

2. Mantenente activ@ físicamente: Mucha gente al sufrir dolor deja de moverse. Sin embargo tus articulaciones necesitan MOVERSE y hacerlo de BUENA MANERA para no lesionarse. Y siempre que empieces una actividad nueva, hazlo de manera gradual, aumentando poco a poco el tiempo. Escucha tu cuerpo, evita todo aquello que te duele.

Caminar todos los días es una estupenda actividad que va a fortalecer tus huesos, hidratar y nutrir tus articulaciones. Además de ayudar a tu hormonas, y mejorar tu estado de ánimo y memoria. Mantenente en un buen peso. El sobrepeso hace que todas las articulaciones sufran y se desgasten.

3. Descansa: Cuando duermes tu cuerpo se repara y la columna se alivia del peso que la gravedad ejerce sobre discos y tejidos. Es fundamental para mente y cuerpo dejar que se reparen durante la noche. Evita dormir boca abajo o con almohadas muy altas o que no se adaptan a tu cuello.

5. Si el dolor es severo o se repite en episodios acude a un profesional que te pueda ayudar a identificar y trabajar con la causa antes de que se haga crónico o empeore. No hay nada más valioso que tu salud.

¿Sabías que el quiropráctico está especializado en ayudar a tu columna a funcionar mejor?

Más de 35 millones de personas visitan al año al quiropráctico en todo el mundo. 3 de cada 4 personas refieren que su cuidado es altamente eficaz.

Una revisión sistemática sobre terapias físicas del año 2010 sitúa la quiropráctica como una técnica más segura y eficaz que los tratamientos y procedimientos tradicionales en la gestión del dolor lumbar crónico. (1)

Entre una y tres semanas de cuidado quiropráctico son necesarios para que entre el 50% y el 87% de los pacientes deje de padecer dolor agudo. Con analgésicos, solo entre el 27 y el 60% de pacientes lo consigue. Entre 5 y 10 sesiones de ajustes quiroprácticos pueden disminuir notablemente el dolor y mejorar la función, en comparación con fármacos. (2)

La literatura científica muestra la efectividad de la manipulación espinal no sólo ante el dolor crónico lumbar sino también para otras dolencias como las de cervicales y de cabeza. (3)(1)

La quiropráctica es una profesión sanitaria reconocida por la Organización Mundial de la Salud implicada en el diagnostico, tratamiento y prevención de desordenes mecánicos del sistema  músculo-esquelético que afectan a la función del sistema nervioso y la salud en general. Además está regulada a nivel internacional de manera que la calidad, seguridad y profesionalidad de los servicios queda garantizada. (4)(5)

Referencias:

1) Bronfort G, Haas M, Evans R, Leiniger B, Triano J. Effectiveness of manual therapies: the UK evidence report.Chiropr Osteopath 2010;18:3.

2) Dagenais S, Gay RE, Tricco AC, Freeman MD, Mayer JM. NASS Contemporary Concepts in spine care: spinal manipulation therapy for acute low back pain. The Spine Journal 2010; 10 (10):918-940

3) Globe G, Farabaugh RJ, Hawk C, Morris CE, Baker G, Whalen WM, Walters S, Kaeser M, Dehen M, Augat T. Clinical practice guideline: Chiropractic care for low back pain. J Manipulative Physiol Ther. 2016 Jan;39(1):1-22. doi: 10.1016/j.jmpt.2015.10.006.

4) Triano JJ. Chiropractic best practices: A systematic review by the Research Comission of the Council on Chiropractic Guidelines and Practice Parameters. (CCGPP) 2010

5) Definitions of Chiropractic [Internet]. Wfc.org. 2016 [cited 12 May 2016]. Available from: https://www.wfc.org/website/index.php?option=com_content&view=article&id=90&Itemid=110

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies